domingo, 7 de septiembre de 2014

La pasión populista. Reseña de "Si éste no es el pueblo" (2010), de Eduardo Rinesi, Matias Muraca y Gabriel Vommaro (comps.)

Rinesi, Eduardo; Vommaro, Gabriel y Muraca, Matías (compiladores). (2010) Si éste no es el pueblo. Hegemonía, populismo y democracia en Argentina,  Instituto de Estudios y Capacitación de Universidad Nacional de General Sarmiento,  Buenos Aires, 2010, ISBN 978-987-630-042-1.
Desde hace poco más de una década, América Latina asiste a un inesperado proceso de rechazo a las políticas neoliberales al tiempo que la gradualidad de la politización subcontinental conforma con frecuencia períodos de álgida deliberación pública. El ascenso de liderazgos convocantes, fortalecidos en su ruptura con las formas de los partidos en crisis y en la proyección de nuevos objetivos de gobierno y la instalación de una nueva agenda política y formas posibilita un retorno de la discusión sobre la institucionalidad y el rol de la representación política. Los artículos recogidos surgen en su mayor parte de las discusiones sostenidas en el curso del seminario de posgrado “Hegemonía, populismo, decisión” dictado en la Universidad Nacional de Mar del Plata en el marco del Programa Gratuito de Formación y Capacitación Docente en 2007.
La obra se inicia con el bloque Populismo, república y democracia. Concepciones sobre lo político, comprende la emergencia actual de la utilización del concepto de populismo, narrando su origen académico, la utilización peyorativa en la actualidad y su vinculación discursiva con la conflictividad institucional y el orden republicano, explicitando parcialidades retoricas y vacíos argumentativos que viabilizarían un enfoque teórico constructivo capaz de aunar democracia y república.
En “Concepciones de la política, miradas sobre el populismo”, Ariana Reano repasa la aparición del concepto de populismo, su interpretación en las teorías de Laclau, Vilas y Aboy Carlés y su aparición en la interpretación de los escenarios políticos recientes afirmando su referencia con el orden de lo incierto y la mediación inescindible de juegos del lenguaje.
Luego, en “Otra separación de poderes. Soluciones democráticas a problemas republicanos”, Sergio Morresi analiza la idea de un “consenso institucional republicano” como respuesta a las formas implementadas tras la llegada al gobierno de Néstor Kirchner, examinando causas institucionales de la fortaleza del poder ejecutivo, la degradación del rol de la representación política y la necesidad (no promovida por la dirigencia política) el poder electoral al poder estatal.
En “Populismo y república. Algunos apuntes sobre un debate actual”, Eduardo Rinesi y Matías Muraca exploran los significados recientes atribuidos al concepto político de populismo, su cuestionamiento por la tradición liberal (anticonfrontativa) y marxista (contraria a la unidad de clases) arribando finalmente al sentido del conflicto como potencia instituyente de expansión de derechos bajo la forma de gobierno republicana.
El segundo bloque, Variaciones sobre el concepto de hegemonía, analiza la construcción de sentido y dominación que traviesa a los momentos de lucha política.
A través de “Hegemonía, dialéctica de la diferencia”, Matías Muraca considera los aportes de Antonio Gramsci y Raymond Williams para el análisis del concepto de hegemonía, en que intervendrían un enfoque filosófico-conceptual, económico-corporativa hasta abordar el momento de hegemonía política, la intervención  de una identidad aglutinante y una consecuente diferencia  divisoria y la conformación de relaciones de producción política a través del bloque histórico.
En “Hegemonía y furor. Notas sobre el concepto de hegemonía en Antonio Gramsci y Norbert Elias”, Enrique Andriotti Romanin focaliza una descripción del pensador alemán, su visión weberiana en la conformación hacia el monopolio de la violencia, las pugnas y sucesivas eliminaciones en la competencia y lucha por la adquisición del poder, siendo la evolución histórica la resultante de las luchas por el poder.
El bloque Dos cuestiones asociadas: la cuestión del liderazgo y la cuestión del clientelismo, se problematiza los elementos movilizantes de los liderazgos y sus capacidad para el ejercicio de un poder centrípeto.
Las relaciones entre el intelectual y el contexto político tienen lugar en “Variaciones sobre el líder. Perón, la liberación nacional y el rol del intelectual revolucionario en Argentina (Rodolfo Puiggrós, 1955-1973”)”, donde Rodolfo Luis Tortorella revisa la forma del discurso histórico, la interpretación del peronismo en términos exclusivamente clasistas y la interpretación puiggrosiana, que visualizaba en movimiento popular de masas una superación de la democracia formal del liberalismo burgués y en el liderazgo de Perón un instrumento de los trabajadores para realizar sus objetivos. Se describe la urgencia de una intelectualidad que debería construir una teoría revolucionaria adecuada a las particularidades del contexto, situación que hará mudar los supuestos teóricos marxistas hacia un nacionalismo popular revolucionario del mismo modo que el reconocimiento del protagonismo en las masas hacia la figura del general Perón, acaso una decisión de acompañar a las mayorías por encima de las proyecciones ideológicas personales.
“Poniendo la casa en orden. La crisis de Semana Santa de 1987 como crisis del discurso hegemónico sobre la democracia” es un análisis de Mariano D. Fabris sobre la irrupción del liderazgo de Raúl Alfonsín en la escena política y la expectativa social construida a través de una retórica asociada a la promesa de instituir un orden social armonioso que condena la violencia del pasado, y la lenta desintegración de la legitimidad ante las presiones militares y la consecuente claudicación a las demandas carapintadas.
Gabriel Vommaro repasa la publicación y vigencia de la novedosa obra de Javier Auyero en “Diez años de Favores por votos. El clientelismo como concepto y como etiqueta moral”. Allí, se detalla el modo en que se vinculan las prácticas asistencialistas como configuradoras de la relación política entre los sectores de bajos recursos y el peronismo, ante lo cual el autor se interroga sobre el sojuzgamiento subyacente en la categoría ante la visibilidad de otras  relaciones de mediación y dependencia en la sociedad civil.
El bloque que cierra la obra, Populismo y medios, recoge dos textos asociados a la conflictiva relación entre la democracia popular latinoamericana reciente y medios de comunicación concentrados, una temática recurrente en el análisis político contemporáneo que expresa una pugna por representación e interés de actores políticos, que aunque no legitimados por voto popular, ejercen presión por definir las políticas de los Estados.
 “Crónicas estigmáticas. El diario La Nación frente a los populismos latinoamericanos” es un texto de María Fernanda Díaz sobre las características del diario argentino, por consumo y lineamientos una reconocida publicación de clase y su reacción en el contexto argentino frente a la influencia regional del presidente venezolano Hugo Chávez Frías. Realiza un repaso sobre las condenas del diario al peronismo denunciando la “ideologización”, “caudillaje” y “demagogia” del gobierno; su apoyo al proyecto de “desperonización” de la Revolución Libertadora; el apoyo al control policial del movimiento obrero durante la década del sesenta hasta la ambigua posición respecto  del retorno de un líder capaz de “pacificar” al país o volver a los esquemas confrontacionistas del período 1946-1955. Acto seguido, expone los ataques del diario La Nación en torno a la vocación de poder del presidente Kirchner, y los fuertes cuestionamientos que los economistas propios e invitados  realizan sobre el nacionalismo económico venezolano de Hugo Chávez Frías y las desmedidas iniciativas golpistas de la oposición antichavista. Díaz entiende al respecto que la autonomía económico-política, expresada en adhesión de masas y retórica nacionalista, es el motivo de las críticas a las democracias populares latinoamericanas a través de los multimedios.
En “Estilo de época y comunicación mediática. La relación de los medios de comunicación con el gobierno de Néstor Kirchner”, Juan Pablo Cremone analiza la relación entre el ex presidente argentino y el diario La Nación, haciendo una revisión sobre los estilos de comunicación de las presidencias de Carlos Menem, Eduardo Duhalde y Fernando de la Rúa, la negativa de Kirchner a dar conferencias de prensa y la adopción de la comunicación presidencial a través de los discursos en los actos políticos. El conflicto, considera Cremone, se habría originado en un juego de presiones mutuas en un intento de alejar a los medios de comunicación de un rol político relevante en la batalla por la conquista de la opinión pública.

La discusión respecto a una nueva construcción institucional en la transición posneoliberal es lugar de extensos e intensos debates académicos y político-representativos. La legitimidad de la expresión de demandas y apoyos, la insuficiencia de los canales institucionales para encauzar inquietudes y cohesionar la ciudadanía y el resguardo del poder de las corporaciones son cuestiones propias del actual contexto. La variada aproximación de la obra a este fenómeno resulta una propuesta de lectura más que interesante.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...